La Costa Blanca, un lugar ideal para teletrabajar

En nuestro post anterior hablábamos sobre cómo había afectado la Covid al mercado inmobiliario y os contábamos cómo las sucesivas cuarentenas y el teletrabajo habían llevado a los clientes a replantearse sus preferencias de vivienda. Las tendencias de compra comienzan a moverse hacia viviendas más amplias y luminosas, con más habitaciones, más alejadas de las zonas céntricas y pobladas y desde las que se pueda disfrutar el exterior de alguna forma. Teniendo en cuenta este nuevo contexto, hoy queremos reflexionar sobre los numerosos beneficios de disponer de un hogar del que podamos disfrutar, con espacios acondicionados para el teletrabajo.


Según un estudio del Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja, el 67% de los hogares declara tener actualmente al menos una persona teletrabajando o teleestudiando. Un 57,7% de dichos hogares dispone de un espacio destinado al teletrabajo, un 34,45% tan sólo dispone de un espacio circunstancial y un 8% no dispone de espacio fijo. Los encuestados y los profesionales (interioristas y arquitectos) coinciden, en general, en algunas de las cualidades más deseables para los espacios de teletrabajo: la luz exterior, el espacio, la temperatura, el aislamiento del ruido o el acabado del interiorismo.


Algunos de los problemas más comunes para muchos de los hogares encuestados son: el escaso aislamiento del ruido o no disponer de un mobiliario adecuado. Según los psicólogos, este nuevo paradigma del teletrabajo también puede afectar a nuestra estabilidad emocional pues desdibuja las líneas entre los personal y lo profesional, falta de movilidad y ejercicio, dificultad para desconectar, etc. Es muy recomendable disponer de un espacio dedicado, pues facilita en gran medida volver a esa necesaria separación. También es útil ceñirse a un horario, mantener hábitos saludables y establecer descansos. 


En la Costa Blanca tenemos el enorme privilegio de poder disfrutar de bellas vistas desde un gran número de hogares, o bien al mar y la costa, o bien a las montañas. También tenemos la fortuna de disponer de un entramado inmobiliario que no se constituye en su mayoría por pisos de reducido tamaño, además de que no contamos con zonas tumultuosas y muy pobladas como en las grandes urbes. Todo esto contribuye a que la Costa Blanca sea un lugar idóneo para teletrabajar.


Interioristas y arquitectos nos recomiendan disponer de un mobiliario adecuado, sillas cómodas y mesas amplias con una altura apropiada. Es vital también aprovechar la luz natural todo lo posible y, en cuanto a luz artificial, combinar luz cálida y fría con al menos dos puntos de luz, uno central y uno enfocado a nuestro puesto de trabajo. En la Costa Blanca, las estancias orientadas hacia el Este suelen ser las más luminosas y menos húmedas, más recomendables para el teletrabajo. Para combatir la sensación de desorganización pueden ser útiles las estanterías y archivadores; además de despojarnos de objetos innecesarios en el espacio.  Si estamos buscando renovar un espacio para el teletrabajo, una paleta de color clara y neutra refleja más la luz y ayuda a la concentración. Por último, la calidad del aire y el buen olor son primordiales, ventilar los espacios y adquirir velas aromáticas, flores y plantas, jabones textiles y ambientadores nos ayudan a concentrarnos y nos recuerdan a los espacios exteriores que extrañamos.


En Villas International entendemos las preferencias de nuestros clientes y estamos siempre atentos a los cambios de tendencia para ofrecer siempre las mejores soluciones. Contamos con un amplio catálogo de inmuebles en las más atractivas localidades de la Costa Blanca: Altea, Albir, Alfaz del Pí, Benissa, Calpe, Finestrat, Jávea, La Nucía o Villajoyosa; entre muchas otras. Encuentra con nosotros tu hogar ideal.

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar